EL CÁNCER DE MAMA Y LA EDAD DE LA MUJER

El riesgo de padecer cáncer de mama se incrementa con la edad, pero gracias a las exploraciones cada vez más precoces, las lesiones tumorales se pueden detectar a tiempo. Las posibilidades de curación del cáncer de mama aumentan cuando se detectan lesiones pequeñas.

Por este motivo, aunque el cáncer de mama en las mujeres jóvenes es poco frecuente, el doctor Armando Tejerina, doctor en Medicina y cirugía, especialista en Obstetricia y Ginecología  y director del Centro de Patología de la Mama, recomienda estudios mamarios periódicos, que pueden detectar alteraciones mínimas en un cáncer inicial, que es curable.

El riesgo de cáncer de mama aumenta con la edad

El cáncer de mama es más agresivo en las mujeres jóvenes, pero en cambio se diagnostica más a tiempo. Por tanto, las mujeres jóvenes tienen más posibilidades de vivir muchos más años y de curarse porque el diagnóstico es más inicial. Pero, ahora, también influye la actitud de la mujer y sus conocimientos al respecto. En consecuencia, van al médico mucho antes y se someten a estudios de la mama antes de iniciar un embarazo. El pronóstico del cáncer de mama depende de muchos factores, sobre todo, del estadio en el que se diagnóstica, de factores biológicos del propio tumor y de factores inmunológicos de la propia paciente.

El cáncer de mama no es muy frecuente entre los 20 y 35 años de edad, por tanto, es muy difícil ver pacientes por debajo de los 30 años. Entre los factores de riesgo más frecuentes a tener en cuenta a la hora de padecer cáncer de mama, hay que fijarse en la edad, en los personales (estructura mamaria anómala), obesidad, factores raciales u hormonales, y familiares (caso de cáncer de mama familiar de primer orden), que pueden aumentar la frecuencia de aparición de esta enfermedad.

Es necesario realizar un primer estudio con mamografía de base a los 35 años de edad, en esas pacientes de alto riesgo familiar directo, con cáncer de mama en madre o hermanas.

¿Qué controles periódicos debe realizarse la mujer a partir de los 40 años?

Cuando existen factores de riesgo, se deben realizar mamografías a partir de los 40 años de forma anual. No hay que olvidar el mayor aumento de riesgo en el grupo de mayor edad a partir de los 45 años, aunque casi el 40 por ciento de las mujeres con cáncer de mama tiene menos de 50 años de edad, cuando se diagnostica.

El riesgo de padecer cáncer de mama se incrementa con la edad y ése es el motivo por el que se establecen estudios de screening en pacientes presuntamente sanas con mamografías anuales a partir de los 45 años, que consiguen reducir la mortalidad en un 30 y 40 por ciento, al poderse efectuar diagnósticos muy iniciales. Los controles periódicos radiológicos, los seguimientos de estructuras glandulares patológicas y el screening, son los pilares fundamentales para realizar diagnósticos muy iniciales con curaciones por encima del 90 por ciento.

El descubrimiento inicial temprano de una lesión que se diagnostica de poco tamaño es un dato de suma importancia para la curación de la enferma.

La causa del cáncer de mama no se conoce pero sí se sabe de algunos factores de riesgo. Se considera factor de riesgo aquella situación que aumente las probabilidades de padecer la enfermedad.

Hay que tener en cuenta que aquellas mujeres que tengan mayores probabilidades de padecer cáncer de mama (por tener más factores de riesgo) pueden tomar medidas preventivas que reduzcan esa probabilidad como revisiones periódicas o cambios en su estilo de vida.

Factores de Riesgo

**Sexo
El cáncer de mama se da principalmente en la mujer, aunque también puede afectar a los hombres pero la probabilidad es mucho menor.

**Edad
Una mayor edad conlleva un aumento del número de cánceres. El 60% de los tumores de mama ocurren en mujeres de más de 60 años. Este porcentaje aumenta mucho más después de los 75 años.

**Genes
Existen dos genes identificados que, cuando se produce algún cambio en ellos (mutación), se relacionan con una mayor probabilidad de desarrollar el cáncer de mama. Estos genes se denominan BRCA1 y BRCA2 y según algunos estudios parece que entre el 50% y el 60% de mujeres que han heredado estos genes mutados pueden desarrollar el cáncer antes de los 70 años.

**Antecedentes familiares
Cuando un pariente de primer grado (madre, hermana, hija) ha tenido cáncer de mama se duplica el riesgo de padecerlo. Si se trata de un pariente más lejano (abuela, tía, prima) sólo aumenta el riesgo ligeramente.

**Antecedentes personales
Una enfermedad mamaria benigna previa parece aumentar el riesgo en aquellas mujeres que tienen un gran número de conductos mamarios. Aún así, este riesgo es moderado. Algunos resultados anormales de biopsia de mama pueden estar relacionados con un riesgo ligeramente elevado de padecer cáncer de mama. El riesgo de desarrollar cáncer en el otro seno en aquellas mujeres que han tenido un cáncer de mama es distinto de la recurrencia o reaparición del primer cáncer.

**Raza
Las mujeres blancas son más propensas a padecer esta enfermedad que las de raza negra, aunque la mortalidad en éstas últimas es mayor, probablemente porque a ellas se les detecta en estudios más avanzados. Las que tienen menor riesgo de padecerlo son las mujeres asiáticas e hispanas.

**Períodos menstruales
Cuanto antes se comienza con la menstruación (antes de los 12 años), mayor es el riesgo (de dos a cuatro veces mayor) de padecer esta enfermedad si se compara con aquellas que comenzaron más tarde (después de los 14 años). Lo mismo ocurre con la menopausia: las mujeres con una menopausia tardía (después de los 55 años) tienen mayor riesgo. El embarazo después de los 30 años también aumenta el riesgo. Estos factores, aunque muy frecuentes, suelen tener poca incidencia sobre el riesgo de padecer cáncer.

Factores relacionados con el Estilo de Vida

**Uso prolongado de anticonceptivos
Los últimos estudios han demostrado que el uso prolongado de anticonceptivos no está relacionado con el cáncer de mama.

**Terapia hormonal sustitutiva
Esta terapia, que se utiliza para aliviar los síntomas de la menopausia, parece aumentar a largo plazo (más de 10 años) el riesgo de sufrir cáncer de mama, aunque los estudios al respecto no son del todo concluyentes.

**Alcohol
El consumo de alcohol durante años está claramente vinculados al riesgo elevado de cáncer de mama.

**Exceso de peso
El exceso de peso parece estar relacionado con un riesgo más alto de tener esta enfermedad, aunque no existe ninguna evidencia que un tipo determinado de dieta (dieta rica en grasas) aumente ese riesgo.

Hay que tener presentes estos factores de riesgo, y evitar aquellos que se puedan. También se debe conocer que, en la actualidad, entre el 70% y el 80% de todos los cánceres mamarios aparecen en mujeres sin factores de riesgo aplicables y que sólo del 5% al 10% tiene un origen genético por poseer los genes mutados BRCA1 y BRCA2.

En la actualidad existen unos criterios muy precisos que aconsejan la realización de estas pruebas. No basta, por ejemplo, con tener un familiar con cáncer de mama (madre o hermana) para indicar su realización.

En este mes de la lucha contra el Cáncer de Mama, recomendamos a todas las mujeres jóvenes y adultas que se realicen un estudio o auto-exploración de manera periódica. En Tuteli nos preocupamos por la salud, seguridad y tranquilidad de las personas mayores y sus familias.

 

Fuentes:

http://www.guiainfantil.com/1636/el-cancer-de-mama-y-la-edad-entrevista-a-armando-tejerina.html

http://www.elmundo.es/elmundosalud/especiales/cancer/mama6.html

http://www.webconsultas.com/salud-al-dia/cancer-de-mama/el-cancer-de-mama-es-mas-letal-partir-de-los-75-anos-6368

http://www.breastcancer.org/es/sintomas/cancer_de_mama/riesgo/factores

Recommended Posts

Leave a Comment